VIENTOS DE OTOŅO POR JEM WONG
FANNY JEM WONG  
  Home
  HOME DE FANNY JEM WONG
  POETAS CONSAGRADOS
  => Poemas de César Vallejo
  => POEMAS DE JORGE LUIS BORGES
  => Poemas de Alejandra Pizarnik
  => Pablo Neruda - "Me gusta cuando callas..." en su voz
  => Víctor Hugo (1802-1885)
  => Recordando a José Watanabe 2
  => Cien sonetos de amor: PABLO NERUDA
  => Blanca Varela
  => BLANCA VARELA 2
  => Victor Hugo (1802-1885) "A UNA MUJER"
  => Ausente por César Vallejo
  => Bordas de hielo por César Vallejo
  => El Pan Nuestro por César Vallejo
  => Epístola a los transeúntes por César Vallejo
  => La rueda del hambriento por César Vallejo
  => Los dados eternos por Cásar Vallejo
  => Los heraldos negros por César Vallejo
  => Masa por César Vallejo
  => Para el alma imposible de mi amada por César Vallejo
  => Piedra negra sobre una piedra blanca por Piedra negra sobre una piedra blanca por César Vallejo
  => Poema para ser leído y cantado por César Vallejo
  => Trilce por César Vallejo
  => POEMAS DE BORGES
  => Poesía de Alfonsina Storni
  => POEMAS AMADO NERVO
  => POEMAS ANTONIO MACHADO
  => POEMAS GABRIELA MISTRAL
  => POEMAS JAIME SABINES
  => POEMAS MARIO BENEDETTI
  => Una Temporada en el Infierno Por Jean Arthur Rimbaud
  => Rostros de vos – Mario Benedetti “Canje y Me sirve y no me sirve”
  => NO TE SALVES POR MARIO BENEDETTI
  => Poemas de Mario Benedetti “SI DIOS FUERA MUJER”
  => D. Mario Benedetti – LO QUE NECESITO DE TI – Voz y montaje musical Manuel Mulciber
  => SELECCIÓN DE POEMAS DE :Juana de Ibarbourou
  => Pablo Neruda y Matilde Urrutia en Atlántida. Una historia de amor clandestino
  => Los versos del Capitán Pablo Neruda
  => TUS MANOS POR PABLO NERUDA
  => LOS DELFINES POR JOSÉ MARÍA EGUREN
  => LA NIñA DE LAMPARA AZUL
  => JULIA PRILUTZKY
  => Selección de Poemas de Alejandra Pizarnik
  => FRAGMENTO DEL POEMA "TE QUIERO" DE MARIO BENEDETTI
  => ALTAZOR "EL VIAJE EN PARACAÍDAS" CANTO VII
  => ALTAZOR "EL VIAJE EN PARACAÍDAS" CANTO VI
  => ALTAZOR "EL VIAJE EN PARACAÍDAS" CANTO V
  => ALTAZOR "EL VIAJE EN PARACAÍDAS" CANTO IV
  => ALTAZOR "EL VIAJE EN PARACAÍDAS" CANTO II
  => ALTAZOR "EL VIAJE EN PARACAÍDAS" CANTO III
  => ALTAZOR "EL VIAJE EN PARACAÍDAS" CANTO 1
  => Si dios fuera mujer - Mario Benedetti
  => Una mujer desnuda y en lo oscuro por MARIO BENEDETTI
  => Alejandra Pizarnik - Tangible Ausencia
  => RIMBAUD
  => Tres versiones de Judas-Jorge Luis Borges
  => Tlön, Uqbar, Orbis Tertius -Jorge Luis Borges
  => Odín Jorge Luis Borges y Delia Ingenieros
  => Los dos reyes y los dos laberintos Jorge Luis Borges
  => Las ruinas circulares Jorge Luis Borges
  => La trama -Jorge Luis Borges
  => La intrusa Jorge Luis Borges
  => La casa de Asterión ,Jorge Luis Borges
  => El Aleph Jorge Luis Borges
  => La biblioteca total-Jorge Luis Borges
  => El sur -Jorge Luis Borges
  => El muerto-Jorge Luis Borges
  => El milagro secreto-Jorge Luis Borges
  => El informe de Brodie -Jorge Luis Borges
  => El evangelio según Marcos -Jorge Luis Borges
  => Diálogo sobre un diálogo -Jorge Luis Borges
  => El Suicida - Poema de Borges
  => Ajedrez - Borges
  => Los Espejos. Jorge Luis Borges
  => MIGUEL HERNÁNDEZ 1
  => POESÍA DE OSCAR ACOSTA
  => POESÍA DE RAFAEL ALBERTI
  => POESÍA DE RAFAEL ALBERTI 2
  => POESÍA DE RAFAEL ALBERTI 3
  => Alighieri, Dante
  => Barret, Elizabeth
  => Baudelaire, Charles 1
  => Baudelaire, Charles 2
  => Baudelaire, Charles 3
  => Beckett, Samuel
  => Bécquer, Gustavo Adolfo 1
  => Bécquer, Gustavo Adolfo 3
  => Bécquer, Gustavo Adolfo 2
  => Borges, Jorge Luis 2
  => Borges, Jorge Luis 3
  => Breton, André
  => Breton, André 2
  => Cernuda, Luis 1
  => Cernuda, Luis 2
  => Cortazar, Julio 1
  => Cortazar, Julio 2
  => Darío, Ruben 1
  => Eguren, José María
  => Girondo, Oliverio
  => Girondo, Oliverio 2
  => Guillén, Nicolás
  => Hernández, Miguel 1
  => Hernández, Miguel 2
  => Hesse, Herman
  => Ibarbourou, Juana de
  => Lihn, Enrique
  => Machado, Antonio 1
  => Machado Antonio 2
  => Martí, José 1
  => Martí, José 2
  => Mello Breyner A., Sophia de
  => Mistral, Gabriela 1
  => Mistral, Gabriela 2
  => Mistral, Gabriela 3
  => Molinari, Ricardo E.
  => Neruda, Pablo 1
  => Neruda, Pablo 2
  => Neruda, Pablo 3
  => Neruda, Pablo 4
  => Nervo, Amado 1
  => Nervo, Amado 2
  => Paz, Octavio 1
  => Paz, Octavio 2
  => Rimbaud, Arthur 1
  => Schiller, Friedrich
  => Scorza, Manuel
  => Shakespeare, William
  => Sologuren, Javier
  => Storni, Alfonsina 1
  => STORNI , ALFONSINA 2
  => Storni , Alfonsina 3
  => Unamuno, Miguel de
  => Vallejo, César
  => Vega, Garcilaso de la
  => Watanabe, José
  => Wilde, Oscar
  => Whitman, Walt
  => Wolfe, Roger
  => La Higuera de Juana de Ibarbourou
  => FEDERICO GARCÍA LORCA
  => Bécquer, Gustavo Adolfo
  => Wislawa Szymborska Entrevista a una Premio Nobel Por Félix Romeo
  => Cuando nuestras dos Almas por Elizabeth Barret Browning
  => Cesare Pavese - Lavorare stanca
  => TUS MANOS - Poema de Pablo Neruda.- Olga Manzano y Manuel Picón
  => OFELIA ---- RIMBAUD - WAGNER (poema)
  => Jaime Sabines "No es que muera de amor"
  => TU CUERPO - PABLO NERUDA - Olga Manzano y Manuel Picón
  => Musica & Poesia: ROMANCE PARA AQUEL HIJO QUE NO TUVE CONTIGO - Rafael de Leon
  => Mario H. Russo - Tu Nombre de Jaime Sabines
  => MARIO BENEDETTI - SOLEDADES
  => CANSANCIO POR ALFONSINA STORNI
  => FEDERICO GARCÍA LORCA MADRIGAL APASIONADO
  => ME DIJO UNA TARDE ANTONIO MACHADO
  => ALBERTO CORTEZ YO SOY UN SER HUMANO
  => MIGUEL HERNANDEZ
  => JUAN RAMON JIMENEZ LAS TARDES DE ENERO
  => LUIS CERNUDA
  => LEON FELIPE CREDO
  => SI TÚ ME DICES VEN POR AMADO NERVO
  => GERARDO DIEGO ADENTRO, MAS ADENTRO...
  => VICENTE ALEIXANDRE DESPUÉS DEL AMOR
  => LA TRAE UN CUERVO POR RAMÓN DEL VALLE INCLÁN
  => LOPE DE VEGA RIMAS SAGRADAS
  => PAUL VERLAINE NEVERMORE
  => EMILY DICKINSON MORIR NO DUELE MUCHO...
  => CANTO A MÍ MISMO POR WALT WHITMAN
  => ROSALÍA DE CASTRO HOJAS MARCHITAS
  => OSCAR WILDE
  => POEMA DEL RENUNCIAMIENTO JOSÉ ANGEL BUESA
  => LEOPOLDO LUGONES LA BLANCA SOLEDAD
  => BLAS DE OTERO TÚ, QUE HIERES
  => RUBEN DARÍO
  => GABRIELA MISTRAL AUSENCIA
  => ANDRES ELOY BLANCO QUERER
  => EDGAR ALLAN POE
  => PERCEY BYSSHE SHELLEY
  => GUY DE MAUPASSANT
  => JULIO CORTÁZAR
  => ALVARO MUTIS
  => SALVATORE QUASIMODO
  => OLIVERIO GIRONDO
  => CONRAD AIKEN
  => CRUZ SALMERON ACOSTAna
  => JACINTO BENAVENTE
  => ARMANDO BUSCARINI
  => JEAN COCTEAU UN AMIGO DUERME
  => JOHN CLARE
  => JOHANN WOLFGANG VON GOETHE
  => MANUEL MACHADO
  => ENRIQUE LIHN
  => ANGEL GONZALEZ CARTA SIN DESPEDIDA
  => CESARE PAVESE
  => LUIS LOPEZ ANGLADA
  => RAMON DE CAMPOAMOR
  => FRANCISCO LUIS BERNARDEZ
  => ESTEBAN ECHEVERRÍA
  => DAMASO ALONSO
  => ENCUENTRO POR EUGENIO MONTALE
  => FRANCISCO VILLAESPESA
  => SONETO DE AMOR POR LUIS LOPEZ ANGLADA
  => EDWARD ESTLIN CUMMINGS
  => VINICIUS DE MORAES
  => FEDERICO BALART Pliego-Murcia, 1831 - 1905
  => DELMIRA AGUSTINI
  => MIGUEL OTERO SILVA
  => JULIO AUMENTE
  => PAUL VALÉRY
  => JOHN KEATS TEN COMPASIÓN, AMOR
  => ENRIQUE MOLINA
  => JOSÉ MANUEL CABALLERO BONALD
  => BALDOMERO FERNANDEZ MORENO
  => Rodolfo Usigli
  => MANUEL ACUÑA
  => ANNA AJMATOVA
  => JOSE ALBI
  => CLARIBEL ALEGRÍA
  => MANUEL ALONSO ALCALDE
  => MANUEL ALVAREZ ORTEGA LOS OLVIDADOS DÍAS
  => FRANCISCO ALVAREZ HIDALGO BESOS DORMIDOS
  => MARIA ELENA WALSH
  => ELENA ANDRÉS
  => MANUEL ALTOAGUIRRE
  => RAFAEL ALBERTI PARAÍSO PERDIDO
  => EUGENIO DE ANDRADE
  => JULIO VERNE LA MUERTE
  => MANUEL JOSÉ ARCE
  => LOUIS ARAGON
  => TUDOR ARGHEZZI
  => JEAN ARP
  => ANTONIN ARTAUD LOS ENFERMOS Y LOS MÉDICOS
  => CLEMENTINA ARDERIU
  => MARÍA VICTORIA ATENCIA
  => MIGUEL ARTECHE
  => MAX AUB
  => ENRIQUE AZCOAGA
  => GUILHERME DE ALMEIDA
  => FERNANDO ARBELAEZ
  => IGNACIO ANZOÁTEGUI MONÓLOGO DEL AMOR QUE NO QUIERE AMAR
  => MARCOS ANA MI CORAZÓN ES PATIO
  => JOSÉ BATLLÓ TAL VEZ UN DIA TE MUERAS
  => BERTOL BRECHT CONTRA LA SEDUCCIÓN
  => MARÍA BENEYTO ESTE DÍA…
  => ELIZABETH BARRETT BROWNING ALÉJATE DE MÍ...
  => CHARLES BAUDELAIRE
  => JAVIER DE BENGOECHEA SEGURO OTOÑO
  => OLAVO BILAC
  => MANUEL BANDEIRA MADRIGAL MELANCÓLICO
  => EMMA BARRANDEGUY PALABRAS PARA TU OÍDO
  => ALFREDO BUFANO SONETO DEL DIVINO AMOR
  => LORD BYRON CUANDO NOS SEPARAMOS...
  => CHARLES BUKOWSKI FUERA DE LOS BRAZOS DE UN AMOR...
  => MANUEL DEL CABRAL
  => HILARION CABRISAS LA LÁGRIMA INFINITA
  => CARLOS BOUSOÑO ALGO EN MI SANGRE ESPERA TODAVÍA...
  => ESTHER DE CÁCERES NO PASARÁS POR EL CAMINO
  => ALFONSO CANALES RAZÓN DE AMOR
  => JOSÉ LUIS CANO TIEMPO DEL AMOR
  => GABRIEL CELAYA APASIONADAMENTE
  => EDUARDO MARQUINA
  => ENRIQUE CADÍCAMO
  => PEDRO SALINAS HORIZONTAL, SÍ TE QUIERO
  => JOSE ASUNCION SILVA ¿RECUERDAS?
  => EDUARDO CARRANZA ES MELANCOLÍA
  => EVARISTO CARRIEGO TU SECRETO
  => JOSEFINA CONTIJOCH CONFESIÓN DE AMOR
  => ALEJANDRO CASONA EL MILAGRO PEQUEÑO
  => JUAN CARLOS DÁVALOS HOGAR
  => JAIME FERRAN A CONTRACORAZÓN
  => BEATRIZ DOMINGUEZ MILLA
  => JOAQUÍN DICENTA LUJURIA
  => OVIDIO FERNÁNDEZ RÍOS TU CUERPO
  => ANGEL FALCO SÚPLICA
  => ANGELA FIGUERA AYMERICH CARNE DE MI AMANTE
  => SI DIOS FUERA MUJER DE MARIO BENEDETTI AUDIO
  => Mario H. Russo - Los ojos de mi Princesa
  => REGALOS DEL CAZADOR DE VERSOS JUNIO 2011-
  => FACUNDO CABRAL TU CANTO SERÁ ETERNO
  => Mario H. Russo - OTRA de Manuel Machado
  => Poemas de Mahmud Darwish
  => ANOCHE LA VI EN EL SUEÑO POR YANG SHEN
  => POR SIEMPRE BENEDETTI
  => PABLO NERUDA
  => POR SIEMPRE MARIO BENEDETTI EN EL TERCER ANIVERSARIO DE SU MUERTE
  => POESÍA DE JAIME SABINES
  => Tu risa’, de Pablo Neruda
  => Alejandra Pizarnik - Tangible Ausencia.
  => BENEDETTI "No te salves"
  => ETERNAMENTE BENEDETTI ¿Qué les queda por hacer a los jóvenes?
  => Mario Benedetti (Estados de ánimo, Chau número tres, Viceversa)
  => POR SIEMPRE BENEDETTI "Te quiero"
  => Hesse, Herman ( 1877-1962 )
  => Pablo Neruda - Oda al hombre sencillo
  => EL MAL POR ARTHUR RIMBAUD
  => Homenaje a Mahmoud Darwish
  => FRASES Y POEMAS DE MAHMOUD DARWISH – “A MI MADRE”
  => FRASES Y POEMAS DE MAHMOUD DARWISH – HOMENAJE A LAS VÍCTIMAS DE GAZA
  => ALFONSINA STORNI POEMAS Y FRAGMENTOS ILUSTRADOS
  => VERRA' LA MORTE E AVRA' I TUOI OCCHI Cesare Pavese
  => Poemas de Gustavo Adolfo Bécquer
  => LOS HOMBRES A LAS MUJERES por Elsy Alpire Vaca
  => LA POBREZA POR PABLO NERUDA
  => LAS VIDAS POR PABLO NERUDA
  => ¡ Que pena ! de León Felipe, poeta español
  => Quemar las Naves por Mario Benedetti
  => Consternados, rabiosos de Mario Benedetti
  => Frases y poemas de Mahmud Darwish
  => FRASES Y POEMAS DE MAHMOUD DARWISH – HOMENAJE A LAS VÍCTIMAS DE GAZA-
  => FRASES Y POEMAS DE MAHMOUD DARWISH- – “A MI MADRE”
  => POETA NACIONAL DE PALESTINA MAHMOUD DARWISH
  => CHARLES BAUDELAIRE:EL LETEO
  => TE DESNUDAS IGUAL POR JAIME SABINES
  => TU CUERPO ESTA A MI LADO POR JAIME SABINES
  => CHARLES BAUDELAIRE: CIELO NEBLINOSO
  => LA MIRADA POR ALFONSINA STORNI
  => COMO UN SUDARIO‏ POR WALTER FAILA
  => La Insoportable levedad del ser de Milan Kundera
  => CHARLES BAUDELAIRE: LA CAMPANA HENDIDA
  => Jaime Sabines, me preocupa el televisor
  => La trama -Jorge Luis Borges.
  => NIZAR QABBANI POESÍA ÁRABE
  => POEMAS DE NERUDA ILUSTRADOS
  => Nizar Qabani. Colecciones de amor
  => CHARLES BAUDELAIRE: EL GATO
  => CHARLES BAUDELAIRE: ¿QUÉ DIRÁS ESTA NOCHE, POBRE ALMA SOLITARIA?
  => CHARLES BAUDELAIRE:A LA QUE ES DEMASIADO ALEGRE
  => ¿QUÉ PUTAS PUEDO? POR JAIME SABINES
  => A HELENA POR EDGARD ALLAN POE
  => ROMANCE PARA AQUEL HIJO QUE NO TUVE CONTIGO POR RAFAEL DE LEÓN
  => POEMAS ILUSTRADOS DR MARCO MARTOS
  => POESÍA ÁRABE Y TRADUCCIONES DE YASSIN KAOUD.
  => --POESÍA ÁRABE Y TRADUCCIONES DE YASSIN KAOUD--
  => POEMAS ILUSTRADOS DR. MARCO MARTOS
  => El testamento por John Donne
  => LOS PÁJAROS NO AMAN POR JOSÉ ANTONIO MASOLIVER ESPAÑA, 1939
  => NIZAR QABBANI POESÍA ÁRABE .
  => POESÍA ILUSTRADA DE JAIME SABINES
  => Martha Rivera-Garrido : No te enamores de una mujer...
  => VIRINGO POR MARCO MARTOS
  => PARA COMPARTIR CITAS Y VERSOS ILUSTRADOS DE MARIO BENEDETTI*
  => VERSOS Y CITAS ILUSTRADAS DE MARIO BENEDETTI**
  => POEMAS Y CITAS DE MARIO BENEDITTI ILUSTRADAS***
  => GABRIELA MISTRAL - BESOS - " hay besos por prohibidos, verdaderos. Hay besos que calcinan y que hieren"
  => Poemas de Alejandra Pizarnik*
  => HOJAS SECAS POR MANUEL ACUÑA
  => LA TUMBA ROBERT BLAIR (1699-1746)
  => JORGE GAITÁN DURÁN - SI MAÑANA DESPIERTO
  => CONSAGRADOS:FRASES , PENSAMIENTOS , VERSOS , CITAS CELEBRES ILUSTRADOS
  => POESÍA DE ANAIS NIN*
  => POEMAS DEL DR. MARCO MARTOS*
  => ALEJANDRA PIZARNIK POEMAS ILUSTRADOS
  => LI PO EL POETA MÁS GRANDE DE CHINA
  => PABLO NERUDA - TE QUIERO AL ALBA " desnuda y blanca, como una estatua nacida en la oscuridad, como una rosa entre mis manos"
  => ANTES DE AMARTE, AMOR MÍO - PABLO NERUDA
  => POEMAS ILUSTRADOS DR MARCO MARTOS UNMSM**
  Libro de visitantes
  Contacto
  ALBÚM
  NOTICIAS - EVENTOS - CONGRESOS -EDUCACIÓN -UNIVERSIDADES- ARTE- ENTREVISTAS-INVITACIONES
  CARTAS DE AMOR
  ENSAYOS , ARTÍCULOS , TEXTOS LIBRES
  "ESTACIONES" RECOPILACIÓN DE POESÍA ORIENTAL
  POESÍA SENSUAL , APASIONADA , EROTICA , SUGESTIVA
  POESÍA DE DOLOR, ANGUSTIA , AUSENCIA , DESOLACIÓN Y TRISTEZA
  POESÍAS DE WALTER FAILA
  LAS COSAS QUE DISFRUTO
  RECONOCIMIENTOS OTORGADOS A MIS POEMAS
  PARA MIS AMIGOS POETAS
  DUETOS Y MIX DE POESÍAS
  POEMAS DE AMISTAD Y DEDICATORIAS
  POESÍA MALDITA , BILIS NEGRA , DELIRIO , RABIA , IRA , MUERTE , DESOLACIÓN , LOCURA
  POESÍA PROTESTA , URBANA , SOCIAL
  POESÍA DE DESAMOR , DESILUSIÓN , SILENCIOS Y ESPERAS
  SENTIMIENTOS : ALEGRÍA , ESPERANZA, FUERZA OTROS
  POESÍA A LA FAMILIA
  POEMAS DE AMOR
  DEDICADOS Y HOMENAJES
  POEMAS EXISTENCIALES - POEMAS REFLEXIVOS - LOCURAS POÉTICAS
  REGALOS Y SALUDOS DE MIS AMIGOS POETAS
  SUEÑOS , PESADILLAS ,CUENTO Y RELATOS
  RETAZOS DEL ALMA : DIARIO
  *HAIKUS
  MI AMIGA LIDIA ESCRIBIÓ : MENINA
  RECOPILACIÓN DE POESÍA ORIENTAL
  MIS ENLACES
  FANNY JEM WONG DICE: HOLA DESDE LA PROVINCIA CONSTITUCIONAL DEL CALLAO -LIMA PERÚ
  "Báthory"Acercamiento al mito de la Condesa Sangrienta por Isabel Monzón
  DIRECCIONES DE MIS POEMAS EN FLASCH Y EN PPT CON MÚSICA
  FANNY JEM WONG MI CANAL DE YOUTUBE
  MIS VIDEOS
  WORLDTV.COM JEMWONG
  RECUERDOS DE MIS COMPAÑEROS DE TRABAJO Y ALUMNOS
  MIGUEL DE UNAMUNO MORIR SOÑANDO
  TEMAS DE PSICOLOGÍA Y EDUCACIÓN
  HAIKU 俳句 (de Masumi Kato)
  COSAS LINDAS PARA COMPARTIR
  “AN GAN EL GUARDIÁN DEL TEMPLO” I - POR FANNY JEM WONG
  Lista top
  - FANNY JEM WONG VERSOS, FRASES, CITAS ILUSTRADOS-
  ---CITAS ,FRASES , PENSAMIENTOS Y POEMAS ILUSTRADOS---
  PENSAMIENTOS -FRASES CÉLEBRES, REFRANES, CITAS***
  PENSAMIENTOS -FRASES CÉLEBRES, REFRANES, CITAS*****
  La Municipalidad de Lima rinde Homenaje Víctor Merino, músico, compositor y pianista peruano.
  FRASES , PENSAMIENTOS , FOTOGRAFÍAS Y VERSOS CORTOS
  PINTURA , ESCULTURA , DIBUJOS , ILUSTRACIONES
  PENSAMIENTOS -FRASES CÉLEBRES, REFRANES, CITAS, POEMAS Y OTRAS CURIOSIDADES ILUSTRADAS *****
  ***FRASES , PENSAMIENTOS , VERSOS , CITAS CELEBRES ILUSTRADOS***
  *CITAS, FRASES, PENSAMIENTOS, RETAZOS DEL ALMA Y POEMAS ILUSTRADOS POR FANNY JEM WONG
  POESÍA ÁRABE TRADUCCIONES DE YASSIN KAOUD**
  SOBRE COACHING
  MARCO GERARDO MARTOS CARRERA POETA PERUANO
  CARTA LÍRICA A OTRA MUJER Alfonsina Storni
  LA CARTA FUE ESCRITA PARA SU HIJA LIESERL
Cortazar, Julio 1




Cortazar, Julio

Reseña biográfica

Hijo de padres argentinos, nació en Bruselas en 1914 y residió en Buenos Aires desde los cuatro años.

Trabajó como maestro en varios pueblos argentinos y posteriormente se graduó en Letras.

Bajo el seudónimo de Julio Denis publicó su primer libro de poemas, «Presencia», en 1938. Gracias a una beca del gobierno francés, se instaló en Paris en 1951 donde además se dedicó a las traducciones para mejorar su situación económica. Posteriormente se vinculó a la Unesco trabajando allí hasta su jubilación.

Además de numerosas novelas y escritos, sobresale su poema dramático «Los Reyes» en 1949.




A la voz de Susana Rinaldi

No sé lo que hay detrás de tu voz.
Nunca te vi, vos sos los discos
Que pueblan por las noches este departamento de París.
Te busqué en Buenos Aires, pero sabés seguro
Cuántos espejos de mentira te hacen pifiar la esquina,
Como después de andar de bache en bache
Acabás con ginebra en un boliche
Murmurando la bronca del despiste.
No sé, ya ves, ni como sos,
Tengo las fotos de tus discos, gente
Que te conoce y te escribe,
Paredes de palabras con glicinas
Y vos detrás, inalcanzable siempre.
(Y esto que digo Susana
es también la Argentina donde todo
puede esconder la estafa si no sabemos ser
como el farol del barrio, o como aquí sus tangos,
vigías de la noche y la esperanza).



A una mujer

No hay que llorar porque las plantas crecen en tu balcón,
no hay que estar triste
si una vez más la rubia carrera de las nubes te reitera lo inmóvil,
ese permanecer en tanta fuga. Porque la nube estará ahí,
constante en su inconstancia cuando tú, cuando yo
-pero por qué nombrar el polvo y la ceniza.
Sí, nos equivocábamos creyendo que el paso por el día
era lo efímero, el agua que resbala por las hojas hasta hundirse en la tierra.
Sólo dura la efímero, esa estúpida planta que ignora la tortuga,
esa blanda tortuga que tantea en la eternidad con ojos huecos,
y el sonido sin música, la palabra sin canto, la cópula sin grito de agonía,
las torres del maíz, los ciegos montes.
Nosotros, maniatados a una conciencia que es el tiempo,
no nos movemos del terror y la delicia,
y sus verdugos delicadamente nos arrancan los párpados
para dejarnos ver sin tregua cómo crecen las plantas del balcón,
cómo corren las nubes al futuro.
¿Qué quiere decir esto? Nada, una taza de té.
No hay drama en el murmullo, y tú eres la silueta de papel
que las tijeras van salvando de lo informe: oh vanidad de creer
que se nace o se muere,
cuando lo único real es el hueco que queda en el papel,
el golem que nos sigue sollozando en sueños y en olvido.


After such pleasures

Esta noche, buscando tu boca en otra boca,
casi creyéndolo, porque así de ciego es este río
que me tira en mujer y me sumerge entre sus párpados,
qué tristeza nadar al fin hacia la orilla del sopor
sabiendo que el placer es ese esclavo innoble
que acepta las monedas falsas, las circula sonriendo.
Olvidada pureza, cómo quisiera rescatar
ese dolor de Buenos Aires, esa espera sin pausas
ni esperanza.
Solo en mi casa abierta sobre el puerto
otra vez empezar a quererte,
otra vez encontrarte en el café de la mañana
sin que tanta cosa irrenunciable
hubiera sucedido.
Y no tener que acordarme de este olvido que sube
para nada, para borrar del pizarrón tus muñequitos
y no dejarme más que una ventana sin estrellas.




Antes, después…

Como los juegos al llanto
como la sombra a la columna
el perfume dibuja el jazmín
el amante precede al amor
como la caricia a la mano
el amor sobrevive al amante
pero inevitablemente
aunque no haya huella ni presagio
aunque no haya huella ni presagio
como la caricia a la mano
el perfume dibuja el jazmín
el amante precede el amor
pero inevitablemente
el amor sobrevive al amante
como los juegos al llanto
como la sombra a la columna
como la caricia a la mano
aunque no haya huella ni presagio
el amante precede al amor
el perfume dibuja el jazmín
como los juegos al llanto
como la sombra a la columna
el amor sobrevive al amante
pero inevitablemente…




Aplastamiento de las gotas

Yo no sé, mirá, es terrible cómo llueve. Llueve todo el tiempo, afuera tupido y gris, aquí contra el balcón con goterones cuajados y duros, que hacen plaf y se aplastan como bofetadas uno detrás de otro qué hastío. Ahora aparece una gotita en lo alto del marco de la ventana,

se queda temblequeando contra el cielo que la triza en mil brillos apagados, va creciendo y se tambalea, ya va a caer y no se cae, todavía no se cae.

Está prendida con todas las uñas, no quiere caerse y se la ve que se agarra con los dientes mientras le crece la barriga, ya es una gotaza que cuelga majestuosa y de pronto zup ahí va, plaf, deshecha, nada, una viscosidad en el mármol.

Pero las hay que se suicidan y se entregan en seguida, brotan en el marco y ahí mismo se tiran,

me parece ver la vibración del salto, sus piernitas desprendiéndose y el grito que las emborracha en esa nada del caer y aniquilarse.

Tristes gotas, redondas inocentes gotas. Adiós gotas. Adiós.





Bolero

Qué vanidad imaginar
que puedo darte todo, el amor y la dicha,
itinerarios, música, juguetes.
Es cierto que es así:
todo lo mío te lo doy, es cierto,
pero todo lo mío no te basta
como a mí no me basta que me des
todo lo tuyo.
Por eso no seremos nunca
la pareja perfecta, la tarjeta postal,
si no somos capaces de aceptar
que sólo en la aritmética
el dos nace del uno más el uno.
Por ahí un papelito
que solamente dice:
Siempre fuiste mi espejo,
quiero decir que para verme tenía que mirarte.




Canada dry

Sé que me acordaré de un cielo raso
donde las manchas de humedad eran un gato, un número, una mano cortada.
Sé que me acordaré del ruido
de un water en alguna habitación lejana del hotel,
su triste catarata de bolsillo, su inevitable recurrencia.
Chaçun ses madeleines, chaçun ses Albertines
Serás por siempre imán de imágenes,
las más turbias y vanas me traerás con el gesto
que en la caliente oscuridad del cuarto
era encender los cigarrillos del hartazgo,
ver asomar nuestros desnudos cuerpos flanco a flanco,
Las más pequeñas turbias cosas,
una uña lastimada que te dolía tanto, el triste
rito de ir a lavarte y regresar, las servidumbres
Tan sólo compartimos los bares y las calles
antes de amarnos contra tres espejos:
¿qué más podría darme tu recuerdo?
Pero yo sé guardar y usar lo triste y lo barato
en el mismo bolsillo donde llevo esta vida
que ilustrará las biografías. Ve, pequeño fantasma,
el baño está ahí al lado,
yo fumaré esperándote
empezaremos otra vez. El cielo raso
dibuja un gato, un número, una mano cortada.
Ceremonia recurrente
El animal totémico con sus uñas de luz,
los objetos que junta la oscuridad debajo de la cama,
el ritmo misterioso de tu respiración, la sombra
que tu sudor dibuja en el olfato, el día ya inminentemente.
Entonces me enderezo, todavía batido por las aguas del sueño,
Vuelvo de un continente a medias ciego
donde también estabas tú pero eras otra,
y cuando te consulto con la boca y los dedos, recorro el horizonte de tus flancos
(dulcemente te enojas, quieres seguir durmiendo, me dices bruto y tonto,
te debates riendo, no te dejas tomar pero ya es tarde, un fuego
de piel y de azabache, las figuras del sueño)
el animal totémico a los pies de la hoguera
con sus uñas de luz y sus alas de almizcle.
Y después despertamos y es domingo y febrero.




Cinco poemas para Cris
I

Ya mucho más allá del mezzo
«camin di nostra vita»
existe un territorio del amor
un laberinto más mental que mítico
donde es posible ser
lentamente dichoso
sin el hilo de Ariadna delirante
si espumas ni sábanas ni muslos.
Todo se cumple en un reflejo de crepúsculo
tu pelo tu perfume tu saliva.
Y allí del otro lado te poseo
mientras tú juegas con tu amiga
los juegos de la noche.
II
En realidad poco me importa
que tus senos se duerman
en la azul simetría de otros senos.
Yo los hubiera hollado
con la cosquilla de mi roce
y te hubieras reído justamente
cuando lo necesario y esperable
era que sollozaras.
III
Sé muy bien lo que ganas
cuando te pierdes en el goce.
Porque es exactamente
lo que yo habría sentido.
IV
La justa errata
habernos encontrado al final del día
en un paseo púbico.
V
Me gustaría que creyeras
que esto es el irrisorio juego
de las compensaciones
con que consuelo esta distancia.
Sigue entonces danzando
en el espejo de otro cuerpo
después de haber sonreído
apenas para mí.




Cinco últimos poemas para Cris

I

Ahora escribo pájaros.
No los veo venir, no los elijo,
de golpe están ahí, son esto,
una bandada de palabras
posándose una a una
en los alambres de la página,
chirriando, picoteando, lluvia de alas
y yo sin pan que darles, solamente
dejándolos venir.
Tal vez
sea eso un árbol
o tal vez el amor.

II

Anoche te soñé
sacerdotisa de Sekhmet,
la diosa leontocéfala.

Ella desnuda en pórfido,
tú tersa piel desnuda.
¿Qué ofrenda le tendías a la deidad salvaje
que miraba a través de tu mirada
un horizonte eterno e implacable?
La taza de tus manos contenía
la libación secreta, lágrimas
o tu sangre menstrual, o tu saliva.
En todo caso no era semen
y mi sueño sabía
que la ofrenda sería rechazada
con un lento rugido desdeñoso
tal como desde siempre lo habías esperado.
Después, quizá, ya no lo sé,
las garras en tus senos, colmándote.

III

Nunca sabré por qué tu lengua entró en mi boca
cuando nos despedimos en tu hotel
después de un amistoso recorrer la ciudad
y un ajuste preciso de distancias.
Creí por un momento que me dabas
una cita futura,
que abrías una tierra de nadie, un interregno
donde alcanzar tu minucioso musgo.
Circundada de amigas me besaste,
yo la excepción, el monstruo,
y tú la transgresora murmurante.
Vaya a saber a quién besabas,
de quién te despedías.
Fui el vicario feliz de un solo instante,
el que a veces encuentra en su saliva
un breve gusto a madreselva
bajo cielos australes.

IV

Quisiera ser Tiresias esta noche
y en una lenta espera boca abajo
recibirte y gemir bajo tus látigos
y tus tibias medusas.
Sabiendo que es la hora
de la metamorfosis recurrente,
y que al bajar al vórtice de espumas
te abrirías llorando,
dulcemente empalada.
Para volver después
a tu imperioso reino de falanges,
al cerco de tu piel, tus pulpos húmedos,
hasta arrastrarnos juntos y alcanzar abrazados
las arenas del sueño.
Pero no soy Tiresias,
tan sólo el unicornio
que busca el agua de tus manos
y encuentra entre los belfos
un puñado de sal.

V

No te voy a cansar con más poemas.
Digamos que te dije
nubes, tijeras, barriletes, lápices,
y acaso alguna vez
te sonreíste.
Démons et merveilles
De colinas y vientos
de cosas que se denominan para entrar
como árboles o nubes en el mundo
De enigmas revelándose en las lunas
rotas contra el aljibe o las arenas
yo he dicho y esperado
Creo que nada vale contra esta caricia
abrasadora que sube por la piel
Ni el silencio, ese desatador de sueños



Vivir

oh imagen para un ojo cortado
boca arriba perpetuo
Después de las fiestas
Y cuando todo el mundo se iba
y nos quedábamos los dos
entre vasos vacíos y ceniceros sucios,
qué hermoso era saber que estabas
ahí como un remanso,
sola conmigo al borde de la noche,
y que durabas, eras más que el tiempo,
eras la que no se iba
porque una misma almohada
y una misma tibieza
iba a llamarnos otra vez
a despertar al nuevo día,
juntos, riendo, despeinados.



El breve amor

Con qué tersa dulzura
me levanta del lecho en que soñaba
profundas plantaciones perfumadas,
me pasea los dedos por la piel y me dibuja
en el espacio, en vilo, hasta que el beso
se posa curvo y recurrente,
para que a fuego lento empiece
la danza cadenciosa de la hoguera
tejiéndose en ráfagas, en hélices,
ir y venir de un huracán de humo…

¿Por qué, después,
lo que queda de mí
es sólo un anegarse entre las cenizas
sin un adiós, sin nada más que el gesto
de liberar las manos?




El encubridor
Ese que sale de su país porque tiene miedo,
no sabe de qué, miedo del queso con ratón,
de la cuerda entre los locos, de la espuma en la sopa.
Entonces quiere cambiarse como una figurita,
el pelo que antes se alambraba con gomina y espejo
lo suelta en jopo, se abre la camisa, muda
de costumbres, de vinos y de idioma.
Se da cuenta, infeliz, que va tirando mejor, y duerme
a pata ancha. Hasta de estilo cambia, y tiene amigos
que no saben su historia provinciana, ridícula y casera.
A ratos se pregunta cómo pudo escapar todo ese tiempo
para salirse del río sin orillas, de los cuellos garrote,
de los domingos, lunes, martes, miércoles y jueves.

A fojas uno, sí, pero cuidado:
un mismo espejo es todos los espejos,
y el pasaporte dice que naciste y que eres
y cutis color blanco, nariz de dorso recto,
Buenos Aires, septiembre.
Aparte que no olvida, porque es arte de pocos,
lo que quiso, esa sopa de estrellas y de letras
que infatigable comerá
en numerosas mesas de variados hoteles,
la misma sopa, pobre tipo,
hasta que el pescadito intercostal se plante y diga basta.



El futuro

Y se muy bien que no estarás.
No estarás en la calle
en el murmullo que brota de la noche
de los postes de alumbrado,
ni en el gesto de elegir el menú,
ni en la sonrisa que alivia los completos en los subtes
ni en los libros prestados,
ni en el hasta mañana.
No estarás en mis sueños,
en el destino original de mis palabras,
ni en una cifra telefónica estarás,
o en el color de un par de guantes
o una blusa.




Me enojaré
amor mío
sin que sea por ti,
y compraré bombones
pero no para ti,
me pararé en la esquina
a la que no vendrás
y diré las cosas que sé decir
y comeré las cosas que sé comer
y soñaré los sueños que se sueñan.
Y se muy bien que no estarás
ni aquí dentro de la cárcel donde te retengo,
ni allí afuera
en ese río de calles y de puentes.
No estarás para nada,
no serás mi recuerdo
y cuando piense en ti
pensaré un pensamiento
que oscuramente trata de acordarse de ti.



El interrogador
No pregunto por las glorias ni las nieves,
quiero saber dónde se van juntando
las golondrinas muertas,
adónde van las cajas de fósforos usadas.
Por grande que sea el mundo
hay los recortes de uñas, las pelusas,
los sobres fatigados, las pestañas que caen.
¿Adonde van las nieblas, la borra del café,
los almanaques de otro tiempo?
Pregunto por la nada que nos mueve;
en esos cementerios conjeturo que crece
poco a poco el miedo,
y que allí empolla el Roc.



El niño bueno

No sabré desatarme los zapatos y dejar que la ciudad me muerda los pies,
no me emborracharé bajo los puentes, no cometeré faltas de estilo.
Acepto este destino de camisas planchadas,
llego a tiempo a los cines, cedo mi asiento a las señoras.
El largo desarreglo de los sentidos me va mal, opto
por el dentífrico y las toallas. Me vacuno.
Mira qué pobre amante, incapaz de meterse en una fuente
para traerte un pescadito rojo
bajo la rabia de gendarmes y niñeras.




Encargo

No me des tregua, no me perdones nunca.
Hostígame en la sangre, que cada cosa cruel sea tú que
vuelves.
¡No me dejes dormir, no me des paz!
Entonces ganaré mi reino,
naceré lentamente.
No me pierdas como una música fácil, no seas caricia ni
guante;
tállame como un sílex, desespérame.
Guarda tu amor humano, tu sonrisa, tu pelo. Dálos.
Ven a mí con tu cólera seca de fósforos y escamas.
Grita. Vomítame arena en la boca, rómpeme las fauces.
No me importa ignorarte en pleno día,
saber que juegas cara al sol y al hombre.





Compártelo.

Yo te pido la cruel ceremonia del tajo,
lo que nadie te pide: las espinas
hasta el hueso. Arráncame esta cara infame,
oblígame a gritar al fin mi verdadero nombre.



Esta ternura

Esta ternura y estas manos libres,
¿a quién darlas bajo el viento ? Tanto arroz
para la zorra, y en medio del llamado
la ansiedad de esa puerta abierta para nadie.
Hicimos pan tan blanco
para bocas ya muertas que aceptaban
solamente una luna de colmillo, el té
frío de la vela la alba.
Tocamos instrumentos para la ciega cólera
de sombras y sombreros olvidados. Nos quedamos
con los presentes ordenados en una mesa inútil,
y fue preciso beber la sidra caliente
en la vergüenza de la medianoche.
Entonces, ¿nadie quiere esto,
nadie?




Hablen, tienen tres minutos…
Hablen, tiene tres minutos
De vuelta del paseo
donde junté una florecita para tenerte
ntre mis dedos un momento,
y bebí una botellas de Beaujolais,
para bajar al pozo donde bailaba un oso luna,
en la penumbra dorada de la lámpara
cuelgo mi piel y sé que estaré solo en la ciudad
más poblada del mundo.
Excusarás este balance histérico,
entre fuga a la rata y queja de morfina,
teniendo en cuenta que hace frío,
llueve sobre mi taza de café,
y en cada medialuna
la humedad alisa sus patitas de esponja.
Máxime sabiendo que pienso en ti obstinadamente,
como una ciega máquina, como la cifra que repite
interminablemente el gongo de la fiebre
el loco que cobija su paloma en la mano,
acariciándola hora a hora
hasta mezclar los dedos y las plumas
en una sola miga de ternura.
Creo que sospecharás esto que ocurre,
como yo te presiento a la distancia en tu ciudad,
volviendo del paseo donde quizá juntases
la misma florecita, un poco por botánica,
un poco porque aquí,
porque es preciso
que no estemos tan solos,
que nos demos un pétalo,
aunque sea un pasito, una pelusa.




Happy new year

Mira, no pido mucho,
solamente tu mano, tenerla
como un sapito que duerme así contento.
Necesito esa puerta que me dabas
para entrar a tu mundo, ese trocito
de azúcar verde, de redondo alegre.
¿No me prestás tu mano en esta noche
de fìn de año de lechuzas roncas?
No puedes, por razones técnicas.
Entonces la tramo en el aire, urdiendo cada dedo,
el durazno sedoso de la palma
y el dorso, ese país de azules árboles.
Así la tomo y la sostengo,
como si de ello dependiera
muchísimo del mundo,
la sucesión de las cuatro estaciones,
el canto de los gallos, el amor de los hombres.



Hic Et Nunc

La nobleza, las grandes palabras, que mal le van
a esta ternura sin mejillas que tocar,
a esta lengua sin labios que entender.
Envilece un amor así que rebota en las paredes del cuarto
o se va cayendo a pedazos de palabras, esto.
Es inútil la argucia y la esperanza,
somos la previsión,
los ojos y la boca orientados al viento. ¿Qué me vale
lo que fue, la suave crónica?
Siempre andaré buscándote en el hoy
de esta ciudad, de esta hora.
Si me doy vuelta, oh Lot, eres la sal
donde mi sed se hace pedazos.
Mira de qué sustancias vivo,
pero no me tengas lástima, yéndote así
todavía más.



La ceremonia

Te desnudé entre llantos y temblores
sobre una cama abierta a lo infinito,
y si no tuve lástima del grito
ni de las súplicas o los rubores,
fui en cambio el alfarero en los albores,
el fuego y el azar del lento rito,
sentí nacer bajo la arcilla el mito
del retorno a la fuente y a las flores.
En mis brazos tejiste la madeja
rumorosa del tiempo encadenado,
su eternidad de fuego recurrente;
no sé qué viste tú desde tu queja,
yo vi águilas y musgos, fui ese lado
del espejo en que canta la serpiente.




La lenta máquina del desamor…

La lenta máquina del desamor,
los engranajes del reflujo,
los cuerpos que abandonan las almohadas,
las sábanas, los besos,
y de pie ante el espejo interrogándose
cada uno a sí mismo,
ya no mirándose entre ellos,
ya no desnudos para el otro,
ya no te amo,mi amor.
CONTADORWAP

 

GuardarGuardar
FANNY JEM WONG  
  No hay ningún link agregado, que hayan sido ya mandados por más de un usuario a ésta página!

Debe quedarse este link aquí?
Entonces inscríbete aquí:
=> Inscripción
 
Facebook botón-like  
   
Publicidad  
   
DE MIS MANOS BROTARÁN AMAPOLAS ROJAS COMO LA SANGRE 674876 visitantes¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=